La situación de calle es un drama y es urgente hacer algo al respecto.

Promovemos una cultura de hospitalidad y solidaridad para quienes no tienen un sitio de descanso tranquilo.

El proceso de adaptación e inclusión al que se ven sometidas las personas de nuestro colectivo migrado es muy doloroso y su duración puede ser demasiado prolongada. Sin embargo la carencia de un lugar donde poder descansar, la situación de calle y la sensación de desamparo potencia a la máxima expresión la angustia  y vulnerabilidad ante la inseguridad de la calle, sumada al deterioro emocional que esto supone. 

 

 

Esta es una invitación a una solidaridad practica, acogiendo en tu hogar a alguien que lo necesite. 

Una cama, un colchón, un sofá, cualquier mueble que pueda permitirle  una persona vulnerable donde poder descansar y renovar energías para el reto del día siguiente, es verdaderamente un hermoso acto de humanidad.

Conectamos a personas que sufren esta vulnerabilidad con aquellas que les abren las puertas de su hogar.

Esta acogida no esta sujeta a plazo. Nos obstante, creamos propuestas para que se realice en las mejores condiciones para ambos.

Acoger a una persona supone mucho más que ceder un espacio de descanso. Es apoyar su inclusión y favorecer la serenidad que viene del buen descanso.

Si quieres participar, inscríbete en la sección de abajo.  También puedes apoyar esta iniciativa difundiéndola o conectándonos con gente que este dispuesta a apoyarla.

En Navarra existe discriminación para alquilar una habitación o piso por razones como:

Homofobia
80%
Transfobia
90%
Racismo
95%

Quiero apoyar esta iniciativa